2 de enero de 2018

LOBA Y LUNA




Soy una loba herida
que aúlla a la luna y
ahora, amor,
se agarra con fuerza
a la vida.

Mis pasos ya no
suenan cansados;
la arena y la
tierra negra he
sacudido
de mis zapatos.

Vuelo con alas
de seda, me elevo
por encima de
mis miedos.

Sueño con los ojos abiertos,
me río de todo
lo que un día convirtió
en polvo mis huesos.

Me aferro a mi misma,
me abrazo con amor
infinito, lanzo besos
al viento y me siento
bien en las noches
de luna, como la loba
que soy, como una niña
perdida y hallada de
nuevo a pesar de la bruma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario